ANTES Y DESPUÉS

ARCHIVO DE VOCES




Principios:

Voy a hacer un inventario de voces, no de todas las voces. Si no de voces particulares, persona a persona, con sus peculiaridades, suavidades, colores y asperezas. Detrás de cada voz intuiréis vidas concretas que se remontan al principio de los tiempos. Pero su identidad será secreta. Éste será un alfabeto de voces, de sus iniciales, un archivo que no pueda fragmentarse con la mirada. De la A a la Z, o quizá de alpha a omega. Los ojos que siempre miran, etiquetan. La mirada, es el sentido privilegiado de la sociedad contemporánea, y responde a la aceleración de los tiempos. Veo infinitas imágenes que olvido en un instante. En cambio la voz responde al cerebro reptilíano, como el primer llanto del que está por nacer en éste caótico mundo. Como la voz de su madre le habla cuando aún le lleva en el vientre. Somos seres que hablan y eso nos distingue del resto de especies. Hemos dominado el mundo mediante la palabra y la guerra. La palabra fuego estalla y produce la detonación que, a su vez, reproduce el juego sin pausa de vivos y muertos. Pero a su lado, existen tantas palabras de consuelo, tantas palabras de amor y conocimiento que han construido civilizaciones. Un libro es anónimo de voz, esa distancia anónima nos permite imaginar. Pero la voz, es humana demasiado humana, es un hilo frágil, un incendio apasionado, un temblor. Las voces son tinturas del alma, y al igual que la música, se cuelan hasta las entrañas, y mecen, dibujan y aman. A veces pienso que me gustaría escuchar la voz de los escritores que venero.  ¿Cómo sonaría Shakespeare? ¿Cómo hablaría Sócrates? Pero siempre acabo descubriendo que lo mejor es el misterio. Porque también hay voces que decepcionan, voces que parecen no corresponder a su escritura. La voz es sensible, produce asco, ira, deleite. Sus vibraciones golpean tu plexo y te introducen en el plano del recuerdo y del sueño. Como los olores, la voz recuerda. Dar voz, hablar como quien susurra o confiesa, como quien habla desde el centro de la tormenta, intentando responder verdaderamente a la pregunta ¿quién soy? y ¿qué puedo hacer? Y dejar que el que me escucha imagine que mi respuesta dubitativa es un abrazo, que mi voz tiende un puente hacía otra voz que se pregunta lo mismo en el bordillo de una acera, en el marco de una ventana, o en el paseo de atardecer al supermercado, hablando a la luna que ya se asoma. ¿Podrá un archivo de voces curar ciertas heridas de pandemia? Seguramente no, obviamente no, quizá sólo responda a un intento por tejer, testimoniar  y unir antes de que el olvido nos seduzca y asegure que todo volverá a ser como antes.

Participación:

Queridxs os presento Antes y Después. Para llevarlo a cabo necesito de vuestra ayuda. Hace una semana comencé recolectando voces amigas por una necesidad de responder a las cuestiones ¿Hay un antes y después de la pandemía? ¿En qué te cambió a ti? ¿Qué descubriste o qué no has descubierto?

Se incrustó un pequeño dolor incómodo en mi clavícula izquierda que ejercía una resistencia a pasar demasiado rápido por encima de esta crisis, por encima de los que ya no están con nosotros, de lo que ha supuesto este encierro, y del tiempo que se ha generado entre paredes confinadas.  Ya que parece que nada ha cambiado realmente, o que necesitamos más tiempo para entender los efectos de esta pandemía, resaca o eco, pido vuestras voces. Porque la respuesta no es una, será comunitaria, probablemente contradictoria, y poliédrica. Podéis responder a estas preguntas como queráis, con una reflexión, con una música, con un canto, con ese texto que se os ha repetido constantemente en estos días, con una pregunta que no os abandona, podéis insultarme por el atrevimiento, o podéis responder con algo cotidiano que habéis descubierto, y que no sabíais antes que estaba allí (un halo de luz, un juguete de la infancia, un vínculo), lo que sea.  La duración del audio también la determináis vosotros. Lo importante es que sean vuestras voces y sonidos. Enviadme vuestros audios al email teatrodeladiferencia@gmail.com, con el asunto "Antes y Después". Iré revelando fragmentos del archivo en este blog (y si alguien no quiere que su voz se revele así será. La guardaré como el mayor de los secretos. Explicitadlo en el email). Gracias de antemano, espero que estéis bien. María Cantero

ARCHIVO. Escuchar con auriculares

ARCHIVO I.  T-MÍRAME 

ARCHIVO II. S-QUIÉN FUERA

ARCHIVO III. L-CON MUY POCO

ARCHIVO IV. B-CIERTA ATRACCIÓN



 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

LA DISTANCIA ENTRE LAS COSAS II

LA DISTANCIA ENTRE LAS COSAS

CUERPO TENDÍO